5 mascarillas caseras de tomate para una piel radiante

Se sabe que el tomate para la cara es un elixir para varios problemas de la piel y hace maravillas para obtener una piel clara, más brillante y rejuvenecida al instante. Cuando se usa con regularidad, puede ayudar a eliminar el bronceado, la decoloración de la piel, las manchas, las marcas y las manchas oscuras, además de combatir los brotes y reducir los poros dilatados. Los tomates son ricos en licopeno, un poderoso antioxidante que protege la piel del daño solar y previene los signos del envejecimiento prematuro. Además, los ácidos naturales del tomate ayudan a equilibrar la oleosidad de la piel. El tomate también es una fuente inagotable de vitamina C que ayuda a iluminar la piel, además de acumular colágeno y mantener la elasticidad de la piel. Entonces, ¿estás lista para una piel brillante y de aspecto impecable?

5 mascarillas caseras de tomate

Aquí hay algunas formas de incorporar tomates en su régimen de cuidado de la piel para obtener una piel radiante.

1. Mascarilla de tomate y miel

Esta mascarilla facial que ilumina la piel hecha con tomate y miel es la forma segura de decir adiós a la piel opaca y sin vida. Para hacer esta mascarilla, licúa un tomate maduro con 1 cucharada de miel y un poco de cuajada (opcional). Aplique esta pasta uniformemente sobre su cara, masajee esta mezcla durante 5 minutos y luego déjela durante 15 minutos. Lávelo con agua fría y séquese la piel con una toalla limpia. Esta mascarilla facial reducirá la aparición de imperfecciones en la piel y también aclarará el cutis.

2. Mascarilla de Peel Off de Tomate y Limón

Este es un increíble remedio natural para blanquear la piel que es simple, seguro y cuyos efectos son duraderos. El tomate y el limón, ambos son bien conocidos por sus propiedades aclarantes y blanqueadoras de la piel. Toma un tomate maduro y córtalo en cubos pequeños. Haz puré en una licuadora hasta obtener una consistencia similar a la pulpa. A continuación, exprima su jugo con la ayuda de un colador y agregue 2 cucharaditas de gelatina en polvo. Calienta ligeramente esta mezcla en el microondas, para que la gelatina en polvo se disuelva por completo y se mezcle bien con el jugo de tomate. Transfiera la mezcla a un tazón y agregue 1 cucharadita de miel y unas gotas de jugo de limón. Combina bien todos los ingredientes y tu mascarilla peel-off para blanquear la piel estará lista.

3. Mascarilla facial de tomate y pepino

Rejuvenece tu piel con la frescura del tomate picante y el pepino hidratante. Tanto el tomate como el pepino son astringentes naturales que ayudan a cerrar los poros dilatados. Lava y pela medio pepino y tritúralo hasta obtener una pulpa fina con un tomate maduro. Aplique esta mezcla uniformemente a su piel con un suave movimiento circular. Déjalo reposar durante 15 minutos y lávalo con agua fría. Rica en antioxidantes, la bondad del pepino y el tomate nutrirá, humectará e hidratará la piel. También ayudará a calmar y refrescar la piel inflamada y quemada por el sol.

4. Mascarilla Multani Mitti

Si tienes una piel propensa al acné, esta puede ser tu próxima mascarilla casera de tomate que te ayudará a prevenir el acné y eliminar esas molestas cicatrices. Tome un tomate maduro y hágalo puré en una licuadora. A continuación, cuele su jugo y refrigere por 30 minutos. Tome dos cucharadas de multani mitti y mézclelas con el jugo de tomate frío. Tritura los dos ingredientes hasta obtener una consistencia espesa y se disuelven todos los grumos. Aplíquelo en toda la cara y el cuello, no solo en las regiones propensas al acné. Para obtener los mejores resultados, use la máscara dos veces por semana.

5. Mascarilla facial de patataya y tomate

im7fnujo

Esta mascarilla facial no solo te ayudará a deshacerte de las decoloraciones no deseadas de la piel, sino que también le dará un brillo natural a tu piel. Para preparar la mascarilla, toma de 8 a 10 cubos de patataya y mézclalos hasta formar una pasta espesa. A esta pasta, agregue una cantidad igual de pulpa de tomate y mezcle bien los dos ingredientes. Aplícalo por todo el rostro y las zonas afectadas. Déjelo reposar durante 15 minutos y luego lávelo con agua tibia y séquelo.

El tomate es conocido por sus sorprendentes propiedades limpiadoras, antibronceadoras y aclarantes. Sin embargo, no se recomienda frotar tomates en la cara todos los días, ya que al hacerlo se perderá la humedad natural de la piel. Habiendo dicho eso, es seguro usarlo alrededor de 2-3 veces por semana.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.