7 razones para ir de vacaciones a Bali

Con solo escuchar la palabra Bali, muchos de nosotros comenzamos a dibujar en nuestras cabezas un lugar pintoresco paradisíaco con palmeras altas, frutas exóticas, arena blanca y agua azul celeste. Por eso, no es de extrañar que la isla, escondida en las aguas del Océano Pacífico, atraiga a turistas de todo el mundo.

Hay de todo para unas vacaciones perfectas: puedes pasar semanas descansando en la playa bajo una palmera alta, coger una ola, bucear o contemplar con tus propios ojos los interminables campos de arroz.

¿Todavía te preguntas si vale la pena ir a Bali? Hemos recopilado para ti hasta 7 razones de peso para conocer esta misteriosa isla.

1 Cultura y tradiciones originales

Viajar es siempre una oportunidad para descubrir algo nuevo. Y una vez en Bali, sentirás la diferencia entre esta isla y cualquier otro país turístico.

A pesar de que en Indonesia, en su mayor parte, los lugareños profesan el Islam, en Bali domina un tipo separado de hinduismo. Los propios balineses son muy sensibles y responsables con su religión, realizan regularmente ceremonias y rituales que puedes ver con tus propios ojos. 

Ofrendas a los dioses en forma de flores o galletas, fumigación de casas para expulsar a los espíritus malignos, oraciones en hermosos templos (que se encuentran casi en todos los patios aquí): tienes una oportunidad única de tocar la cultura local y aprender la diversidad de este mundo.

2 El paraíso de los surfistas

Encontrarás sitios con olas increibles, algo que a muchos turistas no les gusta demasiado pero sí a los amantes del surf. Y es que la temporada de surf nunca termina en la isla. Aquí encontrarás de todo, hasta tiendas que venden o alquilan todo el equipo.

¡Así que no pierdas la oportunidad de coger la ola perfecta y subir tu nivel de adrenalina!

3 Cocina local

La gente se siente cada vez más atraida por países exótico y muchos turistas sueñan con probar algo nuevo y conocer la gastronomía local. En Bali verás toda la riqueza que la naturaleza ha dotado a la isla. Incluso en un simple mercado provincial, puedes comprar platos y frutas originales preparados de los que nunca habías oído hablar.

Si eres vegetariano te encantará Bali: la mayoría de los platos locales no contienen carne, se basan en algas, frutas, verduras, arroz y tofu.

Por cierto, dado que las frutas exóticas aquí no son tan exóticas, pero sí bastante tradicionales, son muy baratas. Así que no te limites solo a los plátanos, mandarinas o papaya, anímate a probar otras como rambután, yaca o durian.

4 Buceo y esnórquel

Los entusiastas del surf no son los únicos que vienen a Bali. El mundo submarino de la isla es sorprendente por su diversidad. En cada resort y playa, puedes encontrar un centro de buceo, bucear bajo el agua y ver tortugas gigantes o peces de colores.

En Bali, también puedes bajar al barco estadounidense hundido o incluso ver tiburones de arrecife.

5 Campos de arroz interminables

Si ves largas franjas de vegetación en las colinas, lo más probable es que sea un campo de arroz. El más popular de ellos es Jatiluih (incluso está incluido en la lista del patrimonio de la UNESCO). El arroz balinés es un plato tradicional, por lo que aquí se cultiva a gran escala.

Además tienes la oportunidad de hacer una excursión y disfrutar de la pintoresca vista de los arrozales.

6 Ubud

Una pequeña ciudad en la isla puede considerarse una atracción separada y una razón para ir a Bali. Se puede decir que es la capital cultural de la isla, que ha reunido a residentes locales talentosos y creativos en su territorio.

Tenga en cuenta que Ubud no es una ciudad turística y no tiene acceso al océano aunque ofrece otras ventajas como:

  • disfrutar de la majestuosa y original arquitectura local;
  • caminar por las tiendas de artesanos y artistas y comprar algo para ti;
  • visitar un centro de yoga e incluso practiquar yoga al aire libre en un pintoresco rincón de Ubud;
  • verlos arrozales.

7 Tapas de volcán

A pesar de que Bali es una isla pequeña, contiene hasta 2 volcanes activos. Así que a los que les guste ir a la montaña les encantará sin duda. El volcán más grande alcanza una altura de más de 3000 m. Desde su cima, se abre una impresionante vista panorámica de Bali.

A menudo, los guías que acompañan a los turistas durante el ascenso planifican el viaje de tal manera que se pueda ver el amanecer o el atardecer desde la cima del volcán.

Esperamos haberte animado a hacer una visita a Bali. Te aseguro que te enamorarás de la isla desde el primer segundo. La atmósfera única de relajación y libertad que se siente en cada rincón, te hará disfrutar como en pocos sitios en la tierra.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *