conciliar el sueño

Cómo conciliar el sueño, naturalmente

Enviado el 25 de febrero de 2020

El sueño es un factor importante en el proceso de recuperación de la ansiedad intrusiva. Cuando uno tiene sintomas de ansiedad, suele ser dificil conciliar el sueño por la noche. Una mente que va a mil revoluciones puede continuar siendo muy activa cuando termina el día, sobre todo cuando el silencio del hogar ofrece un escenario perfecto para que surjan las preocupaciones. 

No es difícil apagar una mente acelerada una vez que entiendes lo que se requiere para descansar bien por la noche. La ventaja es que despertará sintiéndose más tranquilo por la mañana y más capaz de disfrutar de su día.

Régimen para conciliar el sueño

El proceso para conciliar el sueño por la noche comienza cuando nos levantamos por la mañana. Una rutina adecuada desde que los levantamos resultará en un sueño profundo por la noche cuando nos vayamos a dormir. Esto dependerá de lo que haga durante el día y de lo que ingiera durante todo el día.

Ciencia de la nutrición y el sueño: Los aminoácidos son los precursores de la serotonina (esa sustancia química producida en el cerebro que nos hace sentirnos bien). Para desarrollar aminoácidos, uno debe comer proteínas magras (pollo, pescado, carne, lácteos, etc.) en cada comida y refrigerio. Para liberar la serotonina con el fin de sentir sueño a la hora de irnos a dormir, se sugiere ingerir un carbohidrato complejo como tostadas integrales, cereales secos, etc.) sin incluir proteínas. Resultado: Una tranquila y sencilla forma de caer en un profundo descanso nocturno.

Ejercicio: El cuerpo anhela moverse durante el día, lo que asegura una buena noche de sueño y una forma sencilla de conciliarlo fácilmente. Es preferible el ejercicio al aire libre porque el aire fresco es estimulante y la luz solar (incluso en días nublados) aumenta la serotonina en el cerebro. Siempre es mejor al aire libre que en el interior y esto contribuye a la formación de serotonina en el cerebro. 

Los niños pequeños se duermen tan pronto como su cabeza toca la almohada porque juegan al aire libre durante el día. Como adultos, nos olvidamos de «salir a jugar», pasando demasiado tiempo en nuestros escritorios, frente a las computadoras. Tómese un descanso temprano en el día y camine al aire libre. Advertencia: puede ser adictivo, porque te sentirás mejor y dormirás más profundamente por la noche.

Iluminación: la iluminación es algo muy importante a la hora de generar sueño antes de irnos a dormir. Las luces artificiales que surjen a nuestro alrededor cuando cae el sol interfieren en la producción de melatonina de nuestro cuerpo, influyendo en nuestra capacidad para dormir. Es importante apagar luces y pantallas un rato antes de intentar dormirnos.

Deje que el cuerpo se adapte a la noche y naturalmente él solo comenzará a producir más melatonina, dándole la sensación de sueño natural. Además, si se despierta durante la noche, no busque la luz del techo del baño, que cortará instantáneamente la producción de melatonina. Pruebe con una luz más suave para mantener las sensaciones de sueño sin mucha interrupción.

Ambiente del dormitorio: El dormitorio debe convertirse en un lugar acogedor y tranquilo que induzca naturalmente una sensación de relajación tanto en la mente como en el cuerpo. Debe prevalecer una temperatura más fresca en el dormitorio porque la temperatura corporal desciende justo antes de conciliar el sueño. Es por eso que recomendamos abrir un poco la ventana para permitir que este proceso tenga lugar en un ambiente más fresco.

Mentalidad: Tu mentalidad lo es todo cuando te acuestas por la noche. Si te preocupas todo el día por quedarte dormido por la noche, es posible que estés entrenando a tu cerebro para que se preocupe, lo cual es contraproducente para la relajación y el sueño. 

Estar completamente relajado se trata de dejar ir los problemas. Es la ausencia de «intentar» hacer algo todo el tiempo. De hecho, si te das permiso para no dormir, te asegurarás de conciliar el sueño mucho más rápido. Es una paradoja y un viejo truco que funciona increíblemente bien.

Escuchar: para cancelar el ruido en su cabeza, causado por una mente acelerada, es posible que desee concentrarse en los sonidos externos. Todos hemos experimentado esos sonidos lejanos, muy lejanos, que rodean la casa y que se filtran si prestamos atención. 

Pájaros, crujir de árboles, un tren a lo lejos, lluvia en el techo y todos los demás sonidos de la naturaleza e incluso de la ciudad. Esto sacará de su mente sus pensamientos internos y le dará algo neutral en lo que concentrarse. Esta neutralidad es perfecta para dejarse llevar y quedarse dormido.

Aprender a valorar y proteger su sueño lo convierte en una experiencia más saludable y enriquecedora. Con unos simples cambios, dormir bien se convertira en su nuevo hábito. Este es un comportamiento que sin duda vale la pena y que le traerá beneficios extraordinarios. 

Es el enfoque puro y natural para sentirse más fuerte, ayuda a eliminar la ansiedad intrusiva y continúar construyendo una mente y un cuerpo más fuertes. Su cuerpo, su mente y toda su sensación de bienestar se beneficiarán de muchas formas. No solo encontrará que es más fácil conciliar el sueño, sino que también disfrutará más de su nuevo régimen de descanso y relajación.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *