caida del crédito en la India

El crecimiento del crédito de la India puede caer aún más después de tocar un mínimo histórico

El crecimiento del crédito bancario indio ya alcanzó un mínimo histórico en el año fiscal 2020-21 y se espera que languidezca de nuevo y llegue a alcanzar esos niveles este año, debido al aumento masivo de infecciones por COVID-19 que se están produciendo en el país asiático pudiendo llegar a afectar su recuperación económica y obligando a los prestamistas a volverse cautelosos nuevamente.

El crecimiento del crédito tocó un mínimo histórico del 5,6% en el año fiscal 2021, según mostraron los datos del Banco de la Reserva de India (RBI) publicados recientemente, llegando a caer aún más en abril.

«Las estimaciones apuntaban a un crecimiento del crédito del 8-9% para este año fiscal, pero debido al aumento de casos de COVID-19, a una mayor tasa de mortalidad y a una serie de bloqueos en diversos puntos del país, han surgido riesgos a la baja», dijo Karthik Srinivasan, analista en ICRA.

El número total de casos de COVID-19 en India superó los 18 millones el viernes y su número oficial de muertos superó los 200.000, aunque muchos temen que el número real sea mucho mayor. 

Algunos temen que el crecimiento del crédito pueda empeorar, ya que de momento no se contempla una mejora en las perspectivas macroeconómicas del país, al menos, a corto plazo.

«La demanda de crédito está restringida, mientras que las condiciones del lado de la oferta están lejos de ser propicias, e incluso pueden volverse más desafiantes a medida que se desvanezcan el apoyo a las políticas … El deterioro en el perfil de riesgo de los prestatarios es una desventaja importante», escribieron los economistas de ANZ, Sanjay Mathur y Krystal Tan. en una nota de investigación reciente.

Sin embargo, los ahorradores reacios al riesgo han continuado depositando fondos en depósitos a plazo en bancos en medio de una alta volatilidad en los mercados de valores y los altos precios del oro. Esto ha llevado a que el crecimiento de los depósitos de los bancos se mantenga bastante fuerte en comparación con los niveles de 2019.

Por otro lado, los préstamos, particularmente a empresas, se redujeron en 2020/21, y los analistas y banqueros descartan cualquier mejora importante durante al menos dos trimestres.

Dado que varias industrias además han experimentado una reducción en el uso de su capacidad de menos del 75%, muchas ya han suspendido sus planes de expansión y endeudamiento, mientras que los préstamos también están disminuyendo.

«Los préstamos se recuperaron ligeramente a fines del año pasado, pero debido a esta desafiante segunda ola (coronavirus), todos nos estamos enfocando en la recuperación de los mismos», dijo un banquero de un banco estatal. «Los bancos están en modo espera y observación para otorgar préstamos en este momento», agregó.

El banco central ha dicho que garantizará una amplia liquidez para que haya suficiente crédito disponible para los sectores productivos de la economía y los mercados para absorber el programa de endeudamiento masivo del gobierno. La liquidez duradera neta se ha mantenido por encima de los 8 billones de rupias en promedio desde noviembre del año pasado.

A pesar de las garantías de liquidez del RBI, los préstamos se han mantenido débiles. Aunque el costo de los préstamos se ha reducido drásticamente desde el año pasado y se ha puesto a disposición de los bancos más crédito para prestar, ha habido muy pocos beneficiarios de estos préstamos.

La continua caída en el índice de crédito-depósito indica que la demanda de crédito ha sido un problema mayor que la oferta de crédito, y la reciente aversión al riesgo de los bancos debido a un posible aumento de la deuda incobrable podría agravar aún más esta situación.

Fuente: Reuters.com

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *