5 hábitos del confinamiento que echaremos de menos

Está claro que 2020 no ha sido un buen año. Muchas horas en casa, sin planes, sin viajes, sin ocio. Pero no importa cuánto nos quejemos, un día extrañaremos nuevamente ciertos hábitos que adquirimos durante el encierro.

1. La comodidad del pijama

Poder ir todo el día en pijama, hagas lo que hagas sin que nadie te vea y sin que a nadie le importe. Puede sentarse tranquilamente en su escritorio con su traje de casa todo el día, o incluso acostarse en el sofá con su ordenador portátil sobre su estómago. 

Imagina volver a tener que usar jeans ajustados para trabajar o tacones todos los días. Ahora puede salirse con la suya con una elegante camisa, blusa o chaqueta durante sus reuniones virtuales. Excepto, por supuesto, si trabaja en la construcción o en el sector sanitario.

2. Sentirse descansado

Una cerveza aquí, una fiesta allá: antes de la pandemia, su agenda probablemente estaba a punto de estallar: Trabajabas durante ocho horas, una caña despues del trabajo, una fiesta en casa de un amigo suyo… ¿Cuántas noches has terminado en la cama a altas horas de la madrugada teniendo que trabajar al día siguiente?

Y encima hacerlo con una gran resaca como resultado. Por supuesto, siempre puedes decir que no si alguien te invita a una fiesta, pero luego atente a las consecuencias: Todos estaban ahí, excepto tú. Echarás de menos el disponer de todo tu tiempo y poder descansar más.

3. No perder tiempo en el supermercado

Antes del confinamiento te pasabas todo el día en el trabajo, ibas al gimnasio y antes de ir a casa tocaba pasarse al supermercado a comprar comida. Con la pandemia mucha gente ha empezado a comprar la comida online, descubriendo la cantidad de tiempo que puede ahorrarse.

Pueden cobrarte unos 3€ de gastos de envío pero ya no tendrás que hacer cola para pagar, buscar aparcamiento o recorrerte un sin fin de pasillos. Todo un descubrimiento que estamos seguros muchos continuarán tras la pandemia.

4. Dormir más por la noche

Antes de la pandemia su despertador sonaba a las 6:30 todos los días, tomaba una ducha, se preparaba, pasaba una hora en el transporte público / atasco antes de comenzar la jornada laboral. Con el confinamiento muchos han dejado atrás esta rutina. 

Ahora configura su alarma de 10 a 15 minutos antes de que realmente tenga que comenzar. Puede desayunar con mas tranquilidad y se ahorra 2 horas de transporte que puede usar para usted.

5. Tiene más tiempo para su familia y amigos

Una ventaja de trabajar desde casa es el hecho de poder tener más tiempo para tus amigos y familiares. Por supuesto, no debe invitar a toda su familia a visitarlo, pero, por supuesto, puede hacer muchas llamadas telefónicas o aprovechar para pasear con ellos.

Además, tiene más tiempo para enviar un mensaje de texto a alguien con quien lleva tiempo sin hablar.  Y si vives con tu pareja e hijos, o incluso con amigos, puedes pasar mucho más tiempo de calidad con ellos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *