¿Casado? ¡Entonces vivirás más y mejor!

¿Has encontrado a tu pareja de por vida? Entonces probablemente estés más saludable que tu prójimo soltero. Esto es según un nuevo estudio publicado en Personal Relationships. La investigación examina el vínculo entre una vida saludable y casarse o estar casado.

Según esta investigación el matrimonio es bueno para tu salud. Pero, ¿cómo es posible? Algunas de las razones que se describen en Psychology Today son por ejemplo el contar con un mayor apoyo social o beneficios económicos. Un estilo de vida más saludable también puede ser simplemente la causa. Casarse o estar casado reduciría el riesgo de enfermedad crónica, y las personas casadas tienen un IMC más bajo y menos riesgo de enfermedad cardiovascular.

La encuesta comenzó en 2005, cuando los investigadores recopilaron datos de sus encuestados cada dos años. En la primera medición, los participantes tenían entre 20 y 21 años. Participaron en el estudio un total de 302 personas, igual número de hombres y mujeres. El 47 por ciento de los encuestados eran blancos.

Los investigadores recopilaron datos sobre el estado civil, IMC, enfermedades crónicas como el asma y la diabetes y datos sobre los signos de salud social.

Las personas con un IMC alto tienen más probabilidades de casarse

No es necesario estar sano para casarse. Las personas con un IMC poco saludable tenían más probabilidades de casarse alguna vez que las personas con un IMC saludable. Es más, tener una enfermedad crónica en la primera medición no influyó en el deseo de alguien de casarse. 

Pero los estudios anteriores a menudo mostraron que las personas más sanas tenían más probabilidades de casarse. Pyschology Today intenta explicar la diferencia en el resultado entre este estudio y los estudios anteriores. Una posible explicación es que el peso y la salud ya no son tan importantes como solían ser. Consideramos que la educación, los ingresos y si alguien trabaja es más importante en estos días.

Saludable no hace más saludable

Pero, ¿Por qué casarse es bueno para la salud? Primero, las personas que estaban sanas antes de casarse no se volvieron más sanas despues de hacerlo. A ellos el matrimonio no los hará más saludables, pero probablemente los ayude a seguir tomando las mismas decisiones que tan bien les han hecho. Pero para las personas con un IMC alto o poco saludable, el matrimonio si puede tener un importante impacto en la salud.

Las personas casadas tenían un 100% menos de probabilidades de tener un IMC alto ocho años después que las personas que no estaban casadas. En resumen: los solteros a menudo tienen un IMC más alto o insalubre (más) a una edad más avanzada que su prójimo casado.

Pero eso es especialmente cierto para los hombres y las personas de color. Para las personas blancas y las mujeres, este beneficio resultó insignificante. El estudio no muestra por qué el color de la piel o el sexo de una persona tiene tal impacto en su salud después del matrimonio.

¿Entonces?

Muchos estudios anteriores demostraron que las personas sanas tenían más probabilidades de casarse pero este estudio muestra que las personas con un IMC alto se casan con más frecuencia. Probablemente esto se deba a que consideramos que el peso y la salud son menos importantes que, por ejemplo, los ingresos y la educación.

Las personas con un IMC alto tienen más probabilidades de bajar esa cifra después del matrimonio. Las personas blancas y las mujeres tienen menos probabilidades de obtener beneficios para la salud del matrimonio que los hombres y las personas de color.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *